“ESTUVE EN LA CÁRCEL Y ME FUERON A VER.” (Mt. 25, 36)

Bajo el lema PRIVADAS DE LIBERTAD, NO DE DIGNIDAD, se ha realizó nuevamente la campaña fraterna para acompañar a nuestras hermanas privadas de libertad del Centro Penitenciario Femenino de Valparaíso (CPF). 
 
Cada curso colaboró con útiles de aseo y los delegados de pastoral prepararon tarjetas y afiches llenos de esperanza y afecto, para cada una de las 170 mujeres que se encuentran en el CPF. 
 
Esta campaña es parte del trabajo pastoral de educación, sensibilización, oración y acción, que se realiza con toda la comunidad educativa desde hace varios años, para crear conciencia de la realidad de nuestros hermanos y hermanas privadas de libertad, ya que en ellos abrazamos a Cristo Redentor.
De esta manera promovemos en cada miembro de nuestra comunidad educativa, especialmente en nuestros estudiantes, la fuerza transformadora de ciudadanos redentores, comprometidos con la realidad social, especialmente de los hermanos y hermanas que viven mayores situaciones de deshumanización. 
 
Este trabajo motivó la formación de la comunidad de Pastoral Carcelaria de nuestro colegio, en el año 2018, en la que participan apoderados, personal del colegio y ex alumnos, quienes, en tiempos de presencialidad, visitan y acompañan mensualmente a las hermanas privadas de libertad del CPF de Valparaíso en comunión con la Pastoral carcelaria de nuestra diócesis. 
 
Agradecemos profundamente a todas las familias de nuestra comunidad educativa que colaboraron con esta campaña de Semana Santa.

Noticias destacadas