LITURGIA SAN PEDRO NOLASCO 3 DE MAYO – ACOGEMOS A NUEVOS ESTUDIANTES Y PERSONAL

El lunes 3 de mayo a las 19:00 horas, se celebró de forma virtual y con la participación de 120 integrantes de nuestra comunidad, la Festividad de San Pedro Nolasco.

 

La tradicional ceremonia de Imposición de Insignias representa la incorporación oficial de los nuevos alumnos y personal al Establecimiento Educacional.

En este día recordamos la historia de un hombre profundamente unido a Dios. Por medio de su fe, que fue vivida en el seno de una familia profundamente creyente, hizo que esta persona creciera  con  un inmenso  amor a  Dios y  a su  prójimo. Esta experiencia de fe, desarrolló en él un deseo profundo de servir al otro con amor y desprendimiento, que incluso lo llevo a dejar toda su riqueza y comodidad, para poner todo su empeño en redimir a sus hermanos y hermanas, con la gratuidad que aprendió de Jesús redentor. 

Esta significativa Lirturgia fue presidida por el Padre Alfredo Guzmán o.de m., nuestra Rectora Srta. María Soledad Rivera, Profesora de Lenguaje Eva Duarte y la Profesora de Religión Daniela Calzia.

Destacamos la participación y entusiasmo de los 120 participantes que mantuvieron la atención y respeto por los nuevos estudiantes y personal del colegio que se integraron en el periodo 2020 – 2021, los que a modo de compromiso respondían a las preguntas afirmativamente que nuestra rectora les planteaba, referente a ser parte de nuestra comunidad mercedaria. 

 

POEMA A SAN PEDRO NOLASCO  

Resume y refleja su gran capacidad de amar a  Dios. 

 

Mercader

Para redimir cautivos

optó por mercader.

La granjería no será en oro

será en caridad

 

Comprar cautivos

Y darles libertad

Conocía el riesgo

el riesgo era morir.

 

 No era un sueño.

Sería redentor.

Buscó la lejanía

la barca, las olas, el temporal

la tempestad bravía

 el peligro a naufragar,

 

el corso y los piratas,

la trampa del pillaje,

olvidando patria y familia

 fue camino hacia el mar

Amaba – amó desde niño –

La libertad encadenada

en cada cautivo por Jesús.

 

 Mercader del Evangelio

supo donde había una joya

de singular valor

 vendió cuanto tenía.

Y la compró.

Noticias destacadas